La Sala Tercera de la Cámara Penal y Correccional, lo sentencio con la máxima pena a Esteban Pacheco.

inalmente, el juicio contra Esteban Pacheco llegó a su fin y el acusado fue sentenciado a prisión perpetua por asesinar a sangre fría a su ex novia y madre de su hija, Leila Rodríguez, en junio de 2018, en Ullum.

Durante los alegatos,  el fiscal de Cámara pidió que fuera condenado a prisión perpetua por el homicidio doblemente agravado, por el vínculo y por violencia de género. 

Por su parte, el abogado querellante que representa a la familia de la víctima solicitó la misma pena que el Ministerio Público, mientras que el letrado defensor, Nicolas Fiorentino, indicó que su cliente debería ser absuelto con el beneficio de la duda.

Las pruebas contra Pacheco eran claras y así lo afirmó el fiscal de cámara en todo el juicio. No había una prueba que fuera a favor de él. La primera y más importante que el fiscal Galvani remarcó en los alegatos fue la violencia de género que vivió Leila a lo largo de años. Familiares y amigos comentaron esta situación de lo que ella padecía día a día a lo largo del debate.

Esteban Pacheco en la lectura de sentencia

Otra de las pruebas en su contra fue la gran cantidad de arañazos que tenía en su cuerpo, producto de Leila que se resistió hasta el último segundo de su vida para que este sujeto no le haga daño.

Arañazos que fueron claves en la causa, porque en Leila encontraron el ADN de Pacheco, en sus manos y otra partes del cuerpo. Y viceversa porque en el femicida hallaron restos de ADN de Leila, además de las claras marcas que ella le hizo para defenderse de él.

Otro fundamento que presentó el fiscal de Cámara fue el llamado de Pacheco que le hizo a Leila (duró unos 3 minutos y medio), el cual le exigió que se juntaran para verse, a pesar de que ella ya no quería saber nada con él.

La pericia forense fue crucial, no había duda. El que había matado a Leila era Pacheco, todas los estudios que fueron explicados por médicos y otros profesionales lo complicaban aún más.

El juicio se realizó en la Sala Tercera de la Cámara Penal y Correccional. Juicio que estuvo compuesto por tres jueces: presidido por Eugenio Barbera y acompañado por Maximiliano Blejman y Silvina Rosso de Balanza. Los fundamentos se darán a conocer el 5 de agosto próximo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *